Como La Vida Imita Al Ajedrez

De hecho, este libro es en cierto modo una autobiografía incompleta, en tanto que el creador no nos comenta sus intimidades alén de lo que está rigurosamente relacionado con su trayectoria profesional. La idea primordial es mostrar de qué manera se pueden ver y analizar todos y cada uno de los puntos de la vida, tomar resoluciones y utilizar tácticas, marcar proyectos y socorrer dificultades… Todo a través de la mirada de un ajedrecista. Ojo, no es para estudiar a divertirse, son medites de un gran profesor. Las críticas de los clientes, incluyendo las valoraciones del producto, ayudan a otros clientes del servicio a obtener mucho más información sobre el producto y a elegir si es el conveniente para ellos. Es imprescindible su lectura para aficionados al ajedrez y a estudiar estrategias de relaciones humanas para todo tipo de actividades sociales y políticas.

El más destacable ajedrecista de la historia nos enseña a ver la vida como un juego de estrategia. La vida se semeja a una partida de ajedrez y en este libro, Garry Kasparov, un profesor del tablero, enseña cómo las soluciones a los inconvenientes cotidianos requieren de las mismas artes y técnicas (conocimiento, preparación, estrategia, cálculo de las variantes, etcétera.) que el juego de los 64 escaques. En el ajedrez, como en la realidad, es necesario investigar, descartar, ordenar el pensamiento, comprender las acciones que pueden ocurrir, tener resoluciones preparadas, comprender finalizar y estudiar todas las variantes posibles, ser con la capacidad de realizar de la necesidad virtud y comprender las facultades del contrincante para darles la vuelta en beneficio propio. Para esto es imprescindible tener una férrea autodisciplina, intuición y lógica que nos posibiliten el acercamiento a los problemas recurrentes. Igual que en la vida diaria, el saber de la situación nos ayuda a vivir y a afrontar los retos con esperanza de éxito.

Descripción Del Producto

Deja las pantallas y los dispositivos y pon en marcha tus neuronas con 365 juegos de lógica. Un libro ⭐⭐⭐⭐⭐ para que los niños aprendan Ajedrez desde los 5 años. En este libro el más destacable ajedrecista de la historia nos cuenta de qué manera el Ajedrez le ha servido como una enseñanza de vida. En un juego en el que la lógica los patrones y las pautas están siempre presentes nos comunica que con frecuencia la fantasía puede desvanecer la niebla.

como la vida imita al ajedrez

Son aquellas que permiten el seguimiento y análisis del accionar de los usuarios en nuestra página. La información obtenida se utiliza para la medición de la actividad de los individuos en la página web y la elaboración de perfiles de navegación de los usuarios, con la finalidad de mejorar la web, así como los bienes y prestaciones ofertados. No tengo por práctica leer libros de coche-asistencia, esos en los que, como afirma el chiste, sólo se usa para que el autor se “asista” a sí mismo con las ventas del libro, pero como aficionado al ajedrez y pésimo jugador que soy, en este caso concreto la curiosidad ha podido más.

Libro_tsu

Solo una privilegiada mente estratégica como la de Garry Kasparov podía imaginar que la presencia humana, con sus dificultades diarias, es equivalente a una complicada partida de ajedrez. En la vida, como en el tablero, es requisito analizar, descartar, organizar el pensamiento, predecir inconvenientes, elaborar resoluciones o comprender las facultades del adversario para darles la vuelta en beneficio propio. Un libro escrito desde la intimidad y con una voz cercana al lector, para esos que estén intentando encontrar un método estratégico al emprender los óbices de la vida diaria. En el ajedrez, como en la realidad, es requisito analizar, descartar, organ…

como la vida imita al ajedrez

Nos traslada su experiencia en combates contra los jugadores humanos más duros del planeta y alguno «inhumano» (Deep blue – IBM) y nos comenta cómo logró crecer su talento. Por lo general las partidas se resuelven en unos momentos críticos o de crisis en los que existen que estar muy fino. Si no juegas al ajedrez no comprenderás muy bien de la trascendencia de las resoluciones en esos instantes. Pero sí sabrás de la trascendencia de esos momentos de crisis en tu vida cotidiana. Mediante su experiencia en la competición de Ajedrez, luchando de forma frecuente por el título de vencedor de todo el mundo, examina los argumentos de la estrategia para el Ajedrez y para la vida. En ocasiones, con cuestiones filosóficas en demasiadas frases, se hace algo poco entretenido.

Páginas Legales

Al fin y al cabo, un libro que si tuviese cien páginas menos te contaría exactamente lo mismo. El el tablero de ajedrez las patrañas y la hipocresía no sobreviven un buen tiempo. La combinación creativa deja desnuda la presunción de la mentira; un hecho implacable que culmina con un jaque mate, y contradice al hipócrita. Asimismo puedes hallar más opciones en el artículo 15 Juegos de lógica para pequeños.

como la vida imita al ajedrez

Transpolando lo que dice sobre ajedrez a cualquier actividad laboral o deportiva, todo encaja a la perfección. Habla de liderazgo, estrategia, táctica, miedos, trabajo, obsesiones… En resumen, charla sobre cómo ser competitivo sin morir en el intento.

Mr gusta mucho el ajedrez y sé que voy a estudiar con la ayuda de ustedes, muchas gracias. Es un libro para leer más de una vez a lo largo de los años. Se lee fácilmente, no es necesario ser un enorme comprendido en ajedrez y relaciona bien el juego con las situaciones cotidianas.

como la vida imita al ajedrez

El autor es muy experimentado y analítico objetivamente del comportamiento humano en competición deportiva y popular, con altos valores humanos y de compromiso con la justicia social y las libertades humanas agarradas en la carta de Derechos Humanos ONU. Me gustó el libro por que ejemplifica bastante sus puntos de vista , sus tácticas en el ajedrez a la vida diaria. Las asociaciones del ajedrez con la vida empresarial y política, nos permiten percatarnos de lo esencial que es la planeación, la intuición, el orden, la táctica y evidentemente el ejercicio de el intelecto.

Compartir Artículo