La Vida Es Como Un Ajedrez

El mejor ajedrecista de la historia nos enseña a conocer la vida como un juego de estrategia. La vida se parece a una partida de ajedrez y en este libro, Garry Kasparov, un maestro del tablero, explica de qué forma las resoluciones a los inconvenientes rutinarios requieren de exactamente las mismas artes y técnicas (conocimiento, preparación, estrategia, cálculo de las variantes, etcétera.) que el juego de los 64 escaques.

Sin llegar a estos extremos, el mensaje del tablero de 64 casillas, de la partida por comenzar, es que eres responsable de lo que te pasa. El tablero no es exactamente usual, los jugadores luchan sin igualdad de oportunidades y si bien hay cientos y cientos de fichas diferentes para cada jugador, algunas pueden jugar para varios jugadores simultáneamente, siendo cada una de ellas el rey en su propia partida. Si bien históricamente el juego del ajedrez enfrentaba a una persona con otra, en la últimas décadas gracias a la tecnología se logró hacer programas que mediantes diversos cálculos, son una suerte de “emulador” ajedrez. Tal es así que merced a todos estos inventos, un individuo es con la capacidad de jugar contra una PC en un sinfín de niveles de contrariedad.

Detalles Del Producto

Aun en la era de la tecnología, el ajedrez sigue vigente.Es un juego de estrategia con liderado como u tradicional, su desafío a la mente ahora la lógico son uno de los retos mucho más famosos en el mundo entero, realizando un llamado a la reflexión y el pensamiento lógico. El ajedrez es un juego de estrategia que se lleva a cabo sobre un tablero y encara a 2 jugadores, cada uno cuenta con 16 piezas las que se pueden mover a través de ciertas reglas establecidas. Las piezas del ajedrez son una reina, un rey, 2 caballos, dos torres, 2 alfiles y ocho peones. La meta del juego es deponer al rey del jugador contrario, lo que es viable capturando a las distintas piezas del opuesto.

la vida es como un ajedrez

Hoy en día podemos encontrar un sinfín de juegos, cada uno de ellos diferente al otro, pero ninguno de ellos tiene la historia ni la importancia del ajedrez. Quizás te des cuenta de que eso que dicen de que «la vida es como un juego de ajedrez» no está muy alejado de la verdad.

La Vida Es Como Un Tablero

Así pues, juguemos con esas piezas hasta el momento en que se desgasten. Un plan no sirve de nada salvo que lo concretemos bien. Interésate honestamente por los inconvenientes y la situación de la persona que poseas delante.

El concepto es basado en exactamente el mismo tema puesto que todos mencionan a la vida como uno o múltiples juegos de ajedrez pero con un punto de vista distinto ahí se los dejo para el que este entusiasmado. Es imprescindible su lectura para apasionados al ajedrez y a aprender estrategias de relaciones humanas para todo tipo de ocupaciones sociales y políticas.

Durante la partida vamos a ir moviendo las fichas, realizando cada jugada creyendo que es el más destacable movimiento. Muchas veces no sabremos qué resolución tomar y vamos a ser incapaces de desplazar. Otras veces necesitaremos sacrificar una o múltiples de nuestras fichas. No es moco de pavo hacer esto, lo sé por experiencia, pero en ocasiones, cuando una ficha nos haga mucho más mal que bien, deberemos desahecernos de ella y olvidarla sin vacilar, no ver atrás y concentrarnos en que el tiempo no perdona.

la vida es como un ajedrez

La Revista Humanizar ofrece medites, novedades, críticas y enfrentamiento para promover una cultura humanizadora en los servicios sociales y de salud. Viktor Frankl, por su parte, pone el ejemplo del ajedrecista que frente a una jugada muy difícil…derruye las fichas y de esta manera cree que superó el problema, pero también ha destruido la partida .

Resumen De Como La Vida Imita Al Ajedrez

Erich Fromm, en alguna ocasión, comparó a la vida con una partida de ajedrez, donde, si bien la apertura es esencial (los primeros años de la vida del sujeto) no es definitiva. La vida, por su esencia, es cambio y, por tanto, es viable corregir una «mala jugada».

la vida es como un ajedrez

“—Brava comparación —ha dicho Sancho—, aunque no tan novedosa, que yo no la haya oído muchas y distintas ocasiones, como aquella del juego del ajedrez, que mientras que dura el juego cada parte tiene su particular trabajo, y en acabándose el juego todas se intercalan, juntan y barajan, y dan con ellas en una bolsa, que es como dar con la vida en la sepultura”. Probablemente el mejor libro de ajedrez que se pueda leer. Ojo, no es para aprender a jugar, son medites de un enorme maestro. Bien interesante para cualquiera que le agrade el ajedrez pero no espere leer sobre técnica, partidas y jugadas.

Compartir Artículo